Blog

Blog

jueves, 12 de mayo de 2016

Microrelato

Se despertó, aparentemente solo, en el suelo, tirado, descuidado, confuso, sucio, extrañado. Son mensajes cifrados que no plantea entender, a duras penas se levanta para ver amanecer. Gabriel, todavía enmarañado, no sabía qué hacer, decide marcharse de aquella casa desconocida. En el camino intenta poner en pie todo lo sucedido, para ello, empieza desde lo que consigue recordar.

Caminando iba la noche anterior por la acera, con una botella bajo el brazo, nada nuevo, todo se repite cada viernes. Llegó a la fiesta, usó su botella y se levantó en la casa de una desconocida. Quizás por fuera era sencillo e incluso divertido, pero por dentro Gabriel se estaba consumiendo en una rutina constante de drogas blandas.

Se despertó, esta vez en su cama, viejo, ilusionado, nostálgico...

No hay comentarios:

Publicar un comentario