Blog

Blog

domingo, 8 de mayo de 2016

La picaresca, ¿extinguida?

Cómo todos sabemos la picaresca ha sido un recurso muy utilizado por el conocido personaje, Lazarillo de Tormes y la literatura española, además de ser un subgénero literario de las novelas que narran la vida y aventuras de un pícaro. Pero, ¿sigue esta picaresca presente en nuestra nación hoy en día?

Somos considerados como un país de pícaros, pero, ¿alguien sabe por qué? Está claro que hoy en día con la situación de nuestro país tenemos más de un motivo para denominar a algunos como pícaros. Supongo que habréis escuchado alguna vez los conocidos fraudes a hacienda, fraudes a la seguridad social, fraudes a los certificados de discapacidad, o, simplemente, corrupción. En nuestro país acecha el látigo de la corrupción continuamente, en la política, más de 360 políticos y altos cargos han sido procesados o perseguidos por la justicia por este motivo, entre los cuales, el 80% son del PP y del PSOE. La suma de todos estos datos supone la cifra de 7.500 millones de euros saqueados, algo totalmente desorbitado, además tenemos que tener en cuenta los años que corren, por lo que la repercusión de la corrupción en nuestra sociedad y economía es mucho más dura y azotante.
Por todo esto podríamos decir que los rasgos de la picaresca en nuestro país no han cambiado mucho estos últimos siglos, pero aquí surge una nueva pregunta, ¿son sólo en las altas esferas donde se presencia esta picaresca?, ¿hay pícaros en los bajos escalafones?.

La respuesta está clara, nuestro país de pícaros no solo contiene a estos "tunantes" en las clases mas altas y con mayor poder adquisitivo. En las clases pobres existe continuamente la presencia de ladrones que intentan subsistir de la mejor manera posible, en las clases medias y medias bajas hay muchos casos de picaresca, uno muy concreto es el caso de las personas que intentan manipular el certificado de discapacidad, para esto, se hacen pasar por discapacitados y traman un plan para poder cobrar lo que les ofrece el gobierno. En las clases medias y altas pasa tres cuartos de lo mismo, otro ejemplo concreto puede ser el de las personas que defraudan a hacienda y manejan parte de su negocio con dinero negro, o el de las empresas que crean filiales de éstas en el extranjero para trasladarlas a España y así cobrar el dinero que ofrece el país a las empresas extranjeras por moverse a España. Por último, en el caso de las clases más altas está la ya comentada corrupción y el fraude a hacienda. Evidentemente todos estos pícaros de diferentes clases sociales, acostumbran a tener diferente comportamiento y a exponer diferentes métodos a la hora de "hacer de las suyas", no es lo mismo el ejecutivo que roba a hacienda que el chaval que roba la bici, tienen diferente educación, poder, trabajo, etc pero aún así ambas cosas están mal y afectan a la sociedad, algunas más que otras, pero eso ya es trabajo de la moral.

Por último llegamos a, ¿quién puede frenar esta situación?. Todavía quedan cosas por las que luchar, no todos somos pícaros, no todos estamos "infectados por la picaresca", hay que parar esta situación. Lo conveniente sería frenarla primero, pararla después y disminuirla por último, pero, para esto necesitamos a personas que funcionen como "Quijotes", personas que defiendan esto que todavía no está perdido y también lo perdido, que no paren hasta recuperarlo. Para ello está la justicia, la policía y por último pero no menos importante, el pueblo, sí, el pueblo, si todos nos concienciamos de la situación actual y del nivel de picaresca debería de salir de nosotros mismos el hecho de luchar contra esto, encarcelar a las personas, que nos devuelvan lo que es de todos y así poder formar unidos un país mejor.

Este viene a ser también mi punto ser también mi punto de vista, pienso que el nivel de picaresca está ya muy alto, lo suficientemente alto como para que nosotros por nuestro país estemos unidos y decidamos entre todos detener a estas personas, pero está claro que no es así de fácil, para eso necesitamos esfuerzo por parte de los cuerpos policiales y judiciales y paciencia, para así conseguir una futura victoria de los "Quijotes" ante los "pícaros".

No hay comentarios:

Publicar un comentario