Blog

Blog

jueves, 13 de noviembre de 2014

El purgatorio

Tenemos un texto de Jordi Soler, persona de la que no tenemos información más que la de que publicó este texto para el país el 14 de octubre de 2014.

En este texto, Jordi Soler, hace una crítica hacia todo los teléfonos móviles con cámara, que en la actualidad son la inmensa mayoría por no decir todos. Nos expresa que, en su opinión, no le gusta que cualquier persona ya no pueda "hurgarse la nariz" o "relajarse hasta sonreír de manera idiota" por miedo a que alguien tenga su teléfono móvil y le saque una foto inmortalizando así el momento.
Desde mi punto de vista, las cámaras en la tecnología móvil han resultado ser positivas en algunos casos pero también negativas en otros. Por ejemplo, en cualquier viaje, algún evento importante o cosas por el estilo utilizar la cámara no es algo malo siempre que se haga un correcto uso con buenos fines. En cambio, si utilizamos la cámara y las fotografías como método de humillación, ridiculización o que incluso, se puede usar para beneficiarse de las fotografías mediante el chantaje, estamos constituyendo la parte negativa de las cámaras en los dispositivos móviles. Por ejemplo, si una persona hace una foto en la que sale otra persona estando "más a gusto de lo normal" como hurgándose la nariz o también puede que salga con una cara no favorable la puede subir a cualquier red social humillando así al fotografiado o bien hacerle chantaje. Como dice el autor, hoy día muchas personas llevan un purgatorio portátil en el bolsillo.

En definitiva, todos podríamos hacerle mejor uso a estas cámaras y así no "robar ningún alma" por el bien de la otra persona y el tuyo. Deberíamos buscarles otro fin preocupándonos de hacerle fotos a las cosas que nos interesan y no a otras personas ya que cuando alguien te lo haga a ti, no te gustará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario